Dos poemas de Beatriz Cuesta

NUNCA FUI AL ITALPARK

Nunca fui al Italpark.
Nunca viajé a París.

Lo más cerca que estuve del esplendor
fue en un estadio, una banda de rock
quebraba el universo
de mi llavero
mis pantuflas
la polenta para el perro.

Nunca bebí champagne metida en un vestido negro.
Nunca despedí a nadie llorando en un aeropuerto.

Lo más cerca que estuve de un instante perfecto
fue mientras caminando
miraba tu perfil
y vos decías ciertas cosas
de la vida o las flores, no lo recuerdo.

Nunca fui a ver ballet.
Nunca salvé ballenas.

Y nunca te besé.
Y nunca, pero nunca,
conocí de verdad el olor de tu ropa.

7. BCuesta- Manu Orbe.jpg

Ilustración por Manuela Orbe

ESTACIÓN PALERMO

Nunca duermo en los viajes.
Miro sin pausa lo humano
con una fascinación inconcebible.
los cuerpos imperfectos
tibios,
el modo de subir
angulosas colinas,
los desiertos de vidrio.
Todas esas mujeres
yendo al trabajo
son mi madre.

Y aquellos hombre planos
pensando en prostitutas
son mi padre.

No puedo prescindir de los ocasos,
de los renacimientos.
Cada viaje reencarno
en una mujer morena
que compra chicles de menta,

en un muchacho erizado
repleto de alfileres
para agujerear el cielo.

Nunca duermo en los viajes.
No reclino la cabeza.
Nunca me canso.


Publicados en Gambito de papel N° 4, en junio de 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s