Diccionario del literato resentido

Alumno saboteador de clases: frase nom. m. 1) Cincuentón de pelo largo y colita que pone pose de «Pero si yo a esto ya lo viví, pibe…» frente a cualquier cosa que diga el docente. 2) Gordito ex estudiante de Física que ingresa a las carreras humanísticas para imponer el Positivismo y refutar la sociología. 3) Estudiante núbil con sentimiento de inferioridad que se la pasa discutiendo con el profesor para hacerse el inteligente y conquistar a la compañera de al lado.

Artículo 14 (véase también: Art. 36): sust. Cornisa donde se balancean las almas impuras a un paso del infierno.

Auxiliar Alumno: frase nom. m. Altísima distinción académica que permite que los estudiantes sobresalientes vayan a buscar tiza, borren el pizarrón y pasen lista.

Blasfemia: sust. f. Verdad expresada sin eufemismos.

Club de la Serpiente: frase nom. m. 1) De la novela “Rayuela”, de Cortázar: grupo de personajes imaginarios compuesto por filósofos, artistas y científicos destacados. 2) Del staff de Gambito de Papel: grupo de personas reales compuesto por astrólogos, borrachos y fayutos bilingües.

Concurso académico: frase nom. m. Circo romano moderno en donde cinco personas gozan los desméritos de una sexta.

CONICET: sust. m. Organización argentina de las artes del mal, donde se practican brujerías burocráticas, maleficios académicos y hechizos que alienan a los docentes y los convierten en pretenciosos trogloditas.

Construcción del conocimiento: frase nom. f. Mito docente que comienza con la esperanza de creatividad y culmina con la exigencia de repetición.

Didáctica: sust. f. Absurdo metodológico que se sirve de complejas teorías, intensas conferencias e intrincados manuales para proveer a los docentes de una pila de libros con los que parapetarse de los proyectiles de los alumnos.

DJ: sust. m. Anglicismo que denota a un bandido musical que cobra más que un juez de la Suprema Corte por operar una computadora en la que reproduce acordes que no le pertenecen.

Docente: sust. m. y f. Denota a un burro de carga que transporta libros, Power Points, papeles para corregir y agravios adolescentes. Se dividen en dos tipos: los ad honorem y los asalariados. Los primeros mueren jóvenes o enloquecen de hambre; los segundos, en cambio, aunque también enloquezcan, logran, con el correr de los años, un sueldo que les permite aumentar el peso de los libros que cargan, la cantidad de Power Points que diseñan, el número de papeles que corrigen y la calidad de los insultos que toleran.

Educación a distancia: frase nom. f. Oxímoron que representa el vínculo virtual de ostracismo que se genera entre un alumno sin voluntad de aprender y un profesor sin vocación por enseñar.

Enamoramiento: sust. m. Malentendido transitorio que aumenta el número de seres y el precio de ciertas novelas.

Estudiante de intercambio: frase nominal. m. alcohólico impúdico y libertino que usa las becas de estudio para saciar sus abominables ansias de experimentación. Suele disfrazarse de esteticista para ocultar su ostensible lascivia existencial.

Escritor: sust. m. Persona que se desempeña con cierta habilidad en el ámbito de las Letras, pero que al salir de su casa corre riesgo de ser atropellada por un auto o de caerse en un pozo.

Escritura: sust. Consuelo de impotentes. Masturbación simbólica que permite que el esclavo de su condición material devenga en amo de su imaginación virtual.

Esporádicamente: adv.Término que usan los escritores para justificar su nula dedicación en la labor literaria. Ej.: “Escribo esporádicamente”, i.e., “No escribo un carajo”.

Estética: sust. f. Razonamiento deductivo cuyo fútil propósito es justificar por qué nos gusta más el Potro Rodrigo que la Mona Jiménez.

Estilo: sust. m. Salvavidas de escritor. Truco mediante el cual se convierten en virtudes las incapacidades, en misterio las limitaciones, y en profundidad la más absoluta falta de algo importante que decir.

Estoicismo: sust. m. 1) Escuela filosófica practicada por quienes están en desacuerdo con su trabajo, pero igual se lo tienen que fumar para recibir un sueldo. 2) Arte que practica quien se aguanta las ganas de cagar. 3) Muralla invisible que protege a los literatos de los burgueses, de los iletrados, de los militantes del PRO y de los pelotudos varios.

Estudiante de derecho: frase nom. m y f. Futuro estudiante de cualquier otra cosa. (Véase también: Ajedrecista fracasado).

Estudiante de letras: frase nom. 1) Hipster impalpable que porta libros que no lee, discursos que no entiende y poses que no le corresponden. 2) Estudiante de Humanidades que se caracteriza por su impronta de “cafecito y libro raro”.

Estudiante de Psicología: frase nom. m. Aspirante a mago sin magia. Tipo de insano mental que estudia por autocuración, rinde por hábito y aprueba por chamuyo.

Evaluación académica: sust. Psicopatía disfrazada de multiple choice. Breve entrevista o encuesta en donde las artes seductoras de las estudiantes bellas reciben el premio del entusiasmo voraz de los profesores jóvenes.

Feminismo: sust. m. Movimiento social cuya investigación sirve de pretexto para recibir becas fáciles del CONICET.

Gramática: sust. f. Rama paradójica de la policía académica que defiende las normas del lenguaje multando las transgresiones que luego se transformarán en normas.

Happening: sust. m. anglicismo que denota una obra de arte que consiste en dos pibes tomando birra en una esquina; cuando se acaba la birra, se acaba el happening.

Literatura: sust. f.

Médico clínico: Frase nominal. m. 1) burócrata alienado que atiende por inercia, cura por conveniencia, receta por interés y cobra como juez de la Corte Suprema. 2) persona común que se disfraza de médico, habla como médico, sonríe como médico, y luego se va a su casa a convertirse en persona nuevamente.

Militante estudiantil: frase nominal. f y m. Adolescente de remera variopinta que evade su compromiso con el estudio interrumpiendo el estudio de los demás. A veces, como beneficio secundario, gana también las elecciones.

Monosilábico: adj. Dícese del lenguaje que emplean los Profesores Titulares frente a la sensiblería llorona de ciertos reclamos estudiantiles. Sirva como ejemplo la siguiente situación:
-Mi madre está enferma, tiene diarrea, tiene sífilis, tiene ébola, tiene urticaria, tiene caries en las muelas judiciales, tiene asma, tisis, tos convulsa, parkinson, principio de alzheimer, microcefalia, hidrocefalia, acromegaglia, escolalia y recién llego de cuidarla (a la pobrecita), motivo por el cual me he pasado diez minutos del límite de tolerancia para la revisión del examen final. ¿Podría verlo ahora?
-No.

Neuropsicoanálisis: sust. m. Menjunje epistemológico creado entre neurólogos con sentimiento de culpa y psicoanalistas con cerebro escindido. Gracias a esta cola sintética, la imagen de uno gana en sensibilidad social y la del otro, en falso cientificismo.

Obedecer: v. Desobedecerse.

Paz: sust. f. Violencia consensuada.

Profesor adjunto: frase nom. m. Profesor Titular con sueldo de Ayudante Diplomado.

Sala de lectura: frase nom. f. Espacio para tomar mate y hablar mal de los colegas.

Secretaría Académica: fase nom. f. 1) Lugar donde las decisiones de quienes saben son controladas por los caprichos de quienes pueden. 2) Sala de hipofrontalizados que visten como humanistas, piensan como burócratas y actúan como reptiles. 3) Oficina en cuya puerta de entrada nunca podrá leerse la siguiente advertencia: “Ingrese con crucifijo, estaca y dientes de ajo”.

Sexo: sust. m. Tabú de los poetas líricos y de las secretarias académicas. Centro del mundo para todos los demás.

Sociolingüística: sust. f. Corpus de entrevistas a inmigrantes ilegales.

Sociología: sust. f. Agujero negro donde desaparecen las tesis de historiadores, antropólogos y geógrafos.

Surrealista: sust. m. Sujeto que sostiene que la caída del precio del crudo explica el aumento en las ventas de Corín Tellado.

Traductor: sust. m. Traidor de los autores. Clase de vampiro artístico que se sirve de las obras de los otros como excusa para escribir las propias.

Trotsko: sust. m. dícese de todo militante de izquierda que no haya leído ni una página de la obra de León Trotsky.

Verdad universal: frase nom. f. Conjunto de disparates acatados por cierto grupo de homínidos durante un ínfimo momento de la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s